El té chai es una bebida de origen hindú con siglos de antigüedad que consiste en una mezcla de té negro con especias y leche. Entre dichas especias, las más conocidas son el cardamomo, jengibre, hinojo, pimienta negra, canela, anís y clavos. Tiene propiedades antioxidantes, es antinflamatorio, ayuda a la digestión, reduce el riesgo de cáncer, de enfermedades cardiovasculares, potencia el sistema inmunológico, es relajante para la mente y el cuerpo, por tanto, ayuda a combatir el estrés. Puedes tomarlo Frío o Caliente.